QUIÉNES SOMOS

 

Vivir una serie de circunstancias parecidas hizo que coincidiéramos durante nuestra formación en el mundo de la organización. Nos unió en este proyecto común una gran curiosidad, muchas ganas de superarnos, el entusiasmo que generaban los beneficios de lo aprendido y la voluntad de compartirlo con otros.

 

Muchos organizadores profesionales son personas "organizadas de nacimiento". Nosotras no. Hemos ido mejorando a medida que nos  hemos formado y experimentado. Hemos tenido éxito y hemos fracasado. Pero hemos aprendido y seguimos aprendiendo cada día. Pero tenemos claras muchas estrategias que funcionan. Entendemos los obstáculos mentales y las frustraciones con las que se encuentran las personas que no tienen una mentalidad naturalmente diseñada para ser organizadas. Nuestra misión es ayudarte a que vivas una vida más en orden (organizada), a que seas más productivo, a que te deshagas de los superfluo y de lo que no necesitas siempre con el objetivo final de tener más tiempo (y dinero) para lo que de verdad te importa. Ya hemos conseguido que personas que en su vida se han planteado organizarse, descubran un mundo de ventajas y tengan mucho más tiempo para ellos mismos.

 

Esperamos que AorganiZarte.com, utilizando sencillos procedimientos fáciles de aprender y algunos trucos, pueda ayudarte a vivir con más serenidad, menos estrés y con más control de tu propio entorno, y a la vez puedas ayudar a los tuyos. Además, "volverse organizado", es contagioso.

BETH

Beth Comabella

Provengo de una familia numerosa de grandes despistados, en la que mantener un cierto orden requería grandes dosis de heroicidad y un sinfín de trabajo por parte de la capitana de la casa, que además trabajaba también todo el día fuera. Desde pequeña siempre me maravillaba de las casas en las que todo se encontraba a la primera...  tanto tiempo que perdía yo en encontrar un bolígrafo que funcionara...


Ya de adulta, como madre y profesional, intenté más o menos que la organización y el orden estuvieran presentes en mi propio hogar y en mi trabajo. Sin embargo, esta necesidad se transformó en un objetivo prioritario en mi vida cuando a mi hijo mayor le diagnosticaron Trastorno por Déficit de Atención (TDA), y a la vez, sabiendo que es un trastorno hereditario, me permitió entender más no solo a él, sino también el porqué de mis propias dificultades. El apropiado manejo del tiempo, las rutinas y el tener un lugar para cada cosa son principios básicos para enfrentarse a las limitaciones que impone el trastorno tanto en el ámbito escolar como familiar y social. De ahí que decidí que debía aprender técnicas y estrategias para funcionar mejor en mi cotidianidad y convertirme en un ejemplo para él, en una persona organizada y con un control de mi entorno que me permitiera poder ayudarle con la mente despejada.


Estudié varios métodos de organización (tiempo, hogar, oficina, etc..) que ya se aplican en otros países. En seguida experimenté con ellos y el resultado  ha mejorado mi vida y la de los míos trayendo una mayor serenidad, más productividad  y más tiempo libre que ahora estoy encantada en compartir con vosotros a través de este blog.

SILVIA

Silvia Llorens

Soy Silvia, trabajo fuera y dentro de casa. Tengo dos hijos, un marido, una casa pequeña y con poco espacio de almacenaje. Y lo confieso … ¡Siempre he sido desordenada! Al menos era lo que mi madre nos echaba siempre en cara a mí y a mis hermanas. Fue salir de casa, vivir de forma independiente y empezar a apreciar lo que el orden supone. Pero sobretodo fue el hecho de tener hijos, unos gastos más elevados y el intentar compaginar todo esto con mi vida profesional lo que me hizo darme cuenta de la importancia que tiene el estar organizado, no perder el tiempo, el ahorro que supone muchas veces tener las cosas en su sitio y a la vista, el llegar a tiempo, el no olvidar una cita y no olvidar las cien cosas que tengo que hacer cada día y que habitualmente se me olvidaban.


En mi caso, el chip me cambió cuando una pequeña multa que quedó en el olvido se convirtió en una multa de altísimo coste para nosotros por los intereses de demora. En ese momento me di cuenta que tenía que hacer algo para evitar este tipo de despistes. Este tenía solución (¡pagando, claro!) pero se podrían producir situaciones en los que la dejadez, el despiste y el desorden pudieran tener peores consecuencias.


Estudiando como hacen los organizadores profesionales descubrí sistemas y maneras diferentes de organizarme. Esto ha producido un cambio enorme en mi vida y en la de mi familia. Ya no se me olvida todo lo que debo hacer cada día, no pierdo tiempo buscando, tengo claras mis citas y poco a poco he ido organizando mi pequeña casa encontrando los sistemas más adecuados a mi personalidad, deshaciéndome de todo lo que no es necesario tener y de la acumulación que me agobiaba. Los niños también están aprendiendo poco a poco a ser más organizados y, mi marido, a pesar de sus chistes habituales sobre el tema, creo que poco a poco va descubriendo lo que se gana por ser un poco más organizado.



AorganiZarte Pink Logo