GIMNASIO Y DEPORTE

Organízate para ir al Gimnasio y  hacer deporte

Organízate para ir al Gimnsao - AorganiZarte

Hacer ejercicio físico no es solamente conveniente para la salud y para mantenerse en forma. A las personas que hacen ejercicio de forma habitual está demostrado que les ayuda para mejorar en muchos otros aspectos de sus vidas: comen mejor, tienen más paciencia, se encuentran menos estresados y son más productivos.  Hay personas que ven el deporte como un sacrificio porque no son conscientes de todo lo que les va a aportar y las excusas para no hacerlo pueden ser múltiples.

 

Hoy queremos ayudarte a organizarte para estar motivado y que puedas crear con facilidad el hábito de hacer ejercicio.

Mentalízate

Siempre encontramos el tiempo para lo que es verdaderamente importante. Debemos priorizar la actividad física.  Puede ayudarte hacer una lista de las razones por las que te conviene.  Revisa esa lista  con regularidad. ¿Podría ser algo así?:

Beneficios de hacer ejercicio físico - AorganiZarte

Escoge un Gimnasio o actividad que te sea conveniente

corre o camina - AorganiZarte.com

Hay gimnasios de lujo y centros deportivos municipales muy económicos que disponen de todos los servicios. Unos y otros pueden acabar saliendo carísimos si nos apuntamos pero no vamos casi nunca. 

 

Escoge sobretodo un centro cercano, ya sea de casa, de tu lugar de trabajo o de camino entre uno u otro. Si nos debemos desplazar a posta tenemos muchos puntos para encontrar todo tipo de excusas para no ir. 

A mí me cae la baba cuando voy como invitada a algunos gimnasios de primer nivel, pero tengo un gimnasio de barrio junto a la escuela de mis hijos que me viene de perlas para dejarlos y entrar por la otra puerta. Al final lo que quiero es  hacer ejercicio, y lo importante es que sea lo más fácil posible ir,  que reúna unos mínimos de máquinas básicas, unos buenos profesionales y alguna clase divertida para hacer ejercicio aeróbico.

 

Y si no tienes ningún lugar a mano, camina o corre. Es gratis y se puede hacer en cualquier  lugar. Ve caminando al trabajo o márcate un paseo largo, día sí día no, por lo menos y no falles.

Organiza tus citas con el deporte

Igual que con otras obligaciones como las visitas al médico o clases a las que asistas, marca en tu calendario los días que irás a hacer tu actividad física. Dale la misma importancia, porque la tiene. Respeta el horario y sé puntual. Ir al gimnasio es cuidarte a ti mismo. Cuídate y respétate. Un cuerpo cuidado es la base de  una mente cuidada.

marca en tu calendario los días que irás al gimnasio - AorganiZarte.com
Si aún no has incorporado el hábito de hacer ejercicio, márcate tus citas con el ejercicio en tu calendario

Pero sé realista. Muchas personas dejan de hacer deporte o ir al gimnasio porque se proponen hacerlo de 0 a todos lo días. No intentes ir cada día, por lo menos al principio. Intenta ir un par de veces a la semana. Si tienes niños pequeños encontrar ese tiempo es muy difícil pero hay opciones. Algunas ideas:

  • ¿Y acordar con otra madre o padre que tenga tu mismo interés? Tú te ocupas de sus hijos durante una hora y media dos tardes a la semana para que ella o él vaya al gimnasio y tú haces lo mismo otras dos tardes y ella o él te cubre ese tiempo. Es un arreglo gratis para las dos partes que sólo puede beneficiaros.
  • Dividir con tu pareja, si la tienes, el cuidado de los niños la primera hora de la mañana. Acostumbrarse a levantarse una hora antes de lo habitual parece una proeza para algunos, pero una vez adquieres el hábito y recojas las compensaciones (te sientes mucho mejor, estás más en forma, etc) ya no es tan difícil. Un par de mañanas un miembro de la pareja hace deporte y el otro se ocupa de la rutina matinal. Otros dos días lo hacéis al contrario.
  • En este país muchas personas disponemos de unas absurdas dos horas de pausa al mediodía y salimos muy tarde de trabajar. Podemos aprovechar para ir a hacer ejercicio parte de ese tiempo al mediodía.

Con un poco de imaginación es posible encontrar los huecos.  No hace falta hacer una hora completa si se va a hacer con regularidad. 20 minutos de cardio y unos ejercicios de tonificación realizados unas tres veces a la semana te ayudaran mucho  a mejorar tu forma física.

ejercicio físico y estiramientos - AorganiZarte.com
Es posible hacer ejercicio en cualquier parte. Es cuestión de proponérselo.

 Organízate para estar motivado

Además de las razones que habrás escrito en  tu lista para mentalizarte de lo importante que es hacer ejercicio,  hay algunos trucos que ayudan a motivarse. Las que a mí me funcionan:

Ponte música cuando hagas ejercicio - AorganiZarte
Ponte música cuando hagas ejercicio - AorganiZarte

Ponte música

El cambio que puede suponer hacer ejercicio con música y sin música para mí es brutal. Si te pones música marchosa cuando vas a correr o haces ejercicios de cardio te costará mucho menos e incluso seguramente disfrutarás. Cuando hagas estiramientos estarás más motivado con música chill out o ambiental. Si no lo tienes, en tu próximo cumpleaños o cuando puedas, cómprate algún tipo de reproductor de audio. La diferencia es enorme.

Escucha la radio, un audio libro o lee

Yo aprovecho la bicicleta estática para ponerme al día escuchando las noticias en la radio. También te puedes motivar con la lectura, estableciendo que estarás pedaleando en la bicicleta durante 3 capítulos de tu libro, por ejemplo. Si vas a caminar rápido puedes optar por los audio libros. Hay de todos los temas y hasta puedes aprovechar para aprender de algún tema o un idioma  ¡Son una opción genial!

Ayúdate de un amigo para hacer ejercicio - AorganiZarte

Queda con alguien

Yo solía ir al gimnasio unos tres días a la semana, más o menos, pero sé que cuatro días es mucho más conveniente. Lunes, miércoles y jueves puedo ir a primerísima hora y los viernes también podría ir pero tenía la tendencia a convencerme con la absurda idea de que el viernes... "no hace falta, por que ya es viernes...". Sin embargo ahora quedo con mi amiga Marina y este día es un poco más especial: al terminar nos damos un pequeño premio de un rápido y sano desayuno y un ratito extra para ponernos al día.


Ten referentes

Cuando mi voluntad flojea en el momento que suena el despertador, traigo a mi mente el "núcleo duro", como les llamo yo, de la primera hora en mi gimnasio. Son referentes de constancia y disciplina. Varias son personas jubiladas, en excelente forma, fantásticas, que teniendo todo el día por delante, tienen la fuerza de voluntad de ir prontísimo y no fallar jamás.  Los referentes nos ayudan a fortalecer la voluntad.  Si ellos pueden ... ¿por qué no yo? 

Cómprate algo que te guste

Para hacer ejercicio en realidad no se necesita mucho más que unas zapatillas de deporte y ropa cómoda. Sin embargo está comprobado que a muchas personas las anima el hecho de permitirse algún capricho, como algún gadget tecnológico para medir las calorías consumidas o para medir su resistencia.  Otras personas quieren verse bien con unas mallas o una camiseta de tejido tecnológico. Pues sí esto te motiva, no te cortes. Vale la pena la inversión si ello te ilusiona más a la hora de ponerte a hacer deporte.  No hace falta llevar la camiseta de propaganda que te regalaron en la carnicería. Es importante sentirnos bien en todos los aspectos. 

Logística

Muchas veces la logística necesaria para hacer deporte, si no está debidamente organizada, nos supone una excusa perfecta para NO hacerlo.

 

Algunas pautas para hacerlo sencillo:

Deja preparada tu ropa deportiva la noche anterior - AoarganiZarte

 

Vestuario

 

Si es lo primero que haces en el día, cuando te quites el pijama ponte ya directamente la ropa de hacer ejercicio. Déjala preparada y a la vista la noche antes. Si te levantas y lo primero que ves es esta ropa tendrás menos razones para cambiar de idea y te ahorrarás un paso de cambio de vestuario.

  • Si vas a primera hora, ve directamente en ropa deportiva y después de hacer tu actividad, si puedes permitirte ir a casa a ducharte y cambiarte, sólo deberás salir con una bolsa ligera, una toalla y un botellín de agua.  Déjalo también preparado el día antes.


  • Si vas a primera hora pero luego tienes tiempo sólo de ducharte en el gimnasio e ir a trabajar, vete en ropa de gimnasia y también la noche antes deja dentro de la bolsa la ropa limpia que vas a llevar durante el día.  Hay gimnasios que te lavan la ropa y te dan toallas limpias, pero si no es tu caso como tampoco es el mío, lleva una bolsa de lona donde puedas guardar las prendas sudadas y las pones a lavar al llegar a casa. La toalla húmeda que hayas usado puedes ponerla a secar un poco bajo el chorro de aire mientras te arreglas. Si te trasladas en coche al trabajo cuélgala por detrás del asiento y sino cuando llegues al trabajo puedes dejarla airearse discretamente bajo la mesa, si no queda a la vista, encima de la misma bolsa de deporte.

Bolsa de deporte

Hay bolsas de todo tipo, con asas, mochilas, de lona, nylon etc.. de todas las marcas y modelos posibles. Si debes pasearte parte del día con esa bolsa porque haces deporte a primera hora, luego vas al trabajo, haces la compra, recoges niños etc.. escoge una bolsa lo más ligera posible. Mucha gente que me cuenta que el hecho de cargar con la bolsa les supone un impedimento tal que les produce rechazo al gimnasio.

 

Yo uso una bolsa de lona que debe pesar 10 gramos. No tiene apartados ni bolsillos ni nada, pero es un gusto no notarla prácticamente y poderla colgar de un gancho en mi baño cuando la dejo preparada para el día siguiente.

Utiliza una bolsa de deporte ligera y tenla preparada - AorganiZarte

Neceser

Si tu gimnasio alquila taquillas y eres de los que te duchas y vistes en el gimnasio, vale la pena pagar unos euros al mes. Puedes dejar allí todos los productos como gel, champú, acondicionador, cremas e incluso un set de maquillaje extra, si lo usas, además de las chanclas y las zapatillas. Es un peso importante menos para llevar encima.

 

Si no puedes tener taquilla, lleva los productos necesarios  en envases lo más pequeños posible. En las tiendas de plásticos tienen botecitos de viaje que puedes ir rellenando. Y simplifica aquí también: utiliza un gel oleoso que no te requiera una crema corporal después, lleva un champú con acondicionador... Todo aquello que puedes hacer dos en uno. Utiliza un neceser impermeable o una bolsa transparente con cierre para evitar problemas en caso de vertidos de líquidos y poder encontrar rápidamente lo que busques.

Venga, busca tus buenas razones para cuidarte y no esperes a septiembre. Además, la operación bikini puede ser una buena ocasión.


¿Tu ya eres de los disciplinados que han hecho del estar en forma un hábito? ¡Cuéntanos si tienes algún truco que te ayude!

Escrito por Beth Comabella

Escribir comentario

Comentarios: 0