REDUCE LA CANTIDAD DE  ROPA

10 Pasos para reducir la cantidad de ropa

No compres tanta ropa sin necesidad - AorganiZarte

He visto ya muchos armarios a rebosar. Personas con un agujero en la mano que cada vez que salen a la calle vuelven con bolsas de ropa estilo Pretty Woman. Se sienten felices y plenas porque se han comprado lo último de lo último. ¡Que fashion voy a ir este verano! Luego llegan a casa, lo meten todo en el armario y como está a rebosar lo aprietan bien todo para que quepa. Claro, que, a parte de muy arrugadas, quedan las prendas escondidas y difíciles de localizar. Consecuencia … ¡se les olvida que están ahí y que lo compraron! Al cabo de una semana vuelven a repetir la misma frase maldita … ¡No tengo nada que ponerme! ¿Nada que ponerse? ¡Si ni siquiera le han quitado la etiqueta a lo último que compraron!

 

El siglo XXI se caracteriza por la facilidad para adquirir ropa barata, de mala calidad, que nos la ponemos tres veces, nos cansamos de ella o se estropea enseguida. A casa de nuestros padres llamaba a la puerta el cartero. Hoy día llama a la puerta el de DHL con una caja de Amazon o de Zara online. Y con la facilidad para comprar por internet, devolver lo que no nos vale, volver a comprar, etc. la ropa es terriblemente accesible y nuestros armarios van engordando. Y luego están los famosos “outlets”. ¿Alguien ha intentado ir a Las Rozas Village un sábado? Mejor ni lo describo. Y tiendas como Primark … donde te puedes comprar unas deportivas por 3 € ¡He dicho TRES EUROS! Y aún así hacen beneficio. ¿Cuanto estarán pagando a la persona que ha cosido esas zapatillas? Los contenedores de ropa usada de multiplican como champiñones por todas las ciudades sin saber a ciencia cierta lo que sucede con toda esa ropa que desechamos. Eso también es digno de estudio. 

Quiero vs Necesito

Minimiza la cantidad de ropa en tu armario - AorganiZarte

No podemos seguir consumiendo de esa manera. No necesitamos tanta ropa, tantos accesorios, ni tantos conjuntos. La clave está en distinguir entre “quiero” y “necesito”. Queremos mucho pero necesitamos muy poco. ¿Cuanto? Eso dependerá de cada uno. Probablemente 10 conjuntos en cada temporada para ropa de diario nos basta y nos sobra., aunque esto dependerá del estilo de vida de cada uno. Ponte tú una cifra: 10, 15, 20, ... lo que tú creas que es necesario. A alguno ya le veo llevándose las manos a la cabeza. Pero no es una locura. Luego puedes tener algunas prendas de fondo de armario, un vestido de fiesta para ocasiones especiales (yo no soy Leticia), dos pares de vaqueros de los que te sientan como un guante, unos zapatos negros de salón  y ¡para de contar! 

¿Cómo sería tu vida si tuviera menos ropa?

Párate a pensar un momento e imagina tu armario con mucha menos ropa de la que tienes:

  • Tendrías más dinero para hacer otras cosas
  • Tendrías más tiempo en tu vida porque no lo habrías gastado yendo de compras o comprando por internet,
  • Las mañanas serían mucho menos estresantes al no tener que estar horas decidiendo qué te pones,
  • Tu armario estaría siempre organizado y despejado,
  • Hacer la maleta para irte de viaje sería sencillísimo,
  • Hacer la colada también sería más fácil, y ¡no he dicho que haya menos colada!

Sin embargo mucha gente sigue convencida que tener mucha ropa le hace más feliz. La alegría y el subidón de estrenar algo se pasa en cuanto te lo pones dos veces. Luego vuelve el gusanillo de volver a comprar y aquello que tanto te gustó en la tienda ya no es lo que era y hasta te molesta. 

Te proponemos un reto

Te sorprenderías de lo bien que te sentirías si decidieras reducir el número de prendas que posees a lo mínimo imprescindible. No te imaginas la liberación que supone. ¿Te animas?

1. Admite que tienes demasiada ropa.

Igual que para dejar de fumar lo primero es querer dejarlo,  lo más importante para minimizar tu armario es ser consciente de que te sobra mucha ropa. Con esto ya puedes empezar.

 

2. Utiliza menos prendas.

Seguro que ya lo haces y que siempre terminas poniéndote lo mismo. Intenta hacerlo a propósito y utiliza sólo lo que de verdad te guste y te siente bien. Verás como un montón de accesorios y prendas caen en la criba.

 

3. Lo mejor es UNO

Cuando uno sólo es suficiente para qué tener dos. Uno de cada es lo que normalmente se necesita. Un vestido negro, un abrigo, un chubasquero, una gabardina, un pantalón azul marino, unas deportivas…¡UNO! Hay excepciones, como en todo, pero es una buena regla. 

 

4. Dona, vende, tira, regala

Todo eso que has ido viendo que realmente no te gusta dónalo, tira lo viejo y roto, regala a una amiga algo que sepas que le gusta. 

 

5. Dona, vende y tira un poquito más.

Hasta ahora ha sido fácil porque te has desecho de lo que no te gusta y está roto o viejo. Lo complicado viene ahora. Sigue descartando más cosas que no necesitas. Lo que no te has puesto la última temporada, los “por si acasos” que no te has puesto en años. Esto te ayudará a dar un nuevo impulso a tu reto. Aunque te guste, porque ya no te lo pones.

 

6. Prohibido comprar

Ponte un periodo de tiempo en el que no vas a ir de compras. Ya se que es complicado. que cuando te sientes “depre" lo arreglas yendo de compras. Pero eso de acabó. Búscate otro entretenimiento que no suponga salir a gastar. Te recomendamos un trimestre completo. 90 días sin comprar ni una sola prenda. De verdad que esto hará que tu vida cambie radicalmente. Te sentirás liberado y te darás cuenta de que no lo necesitas. 

 

7. Ponte un límite de gasto

Después del periodo de congelación de compras puedes volver a comprar aquello que vayas necesitando pero ponte un límite de gasto. Cuanto menor sea mejor.

 

8. Compra lo mejor que te puedas permitir

La mejor manera para reducir el consumo de ropa, para asegurar salarios dignos a los trabajadores que la fabrican, es dejar de comprar ropa de una sola puesta. Invierte en ropa buena y bonita que vaya a durar muchas temporadas, que te siente tan bien que siempre quieras llevarla y como decía Vivienne Westwood: “Elige bien y compra poco”. 

 

9. Evita el cajón de las ofertas

Las rebajas de julio o de enero son para comprar más barato aquello que necesitas y no para buscar un chollo por el simple hecho de que es barato. 

 

10. Como decía el filósofo griego Epicteto: “Conócete y luego busca como adornarte”.

Impresiona a la gente por cómo eres y no por lo que llevas puesto.

 

Hace un tiempo que decidí seguir estos 10 pasos. No tengo mucha variedad de ropa. Lo saben los que me conocen. Tengo cosas nuevas y cosas de hace muchos años que me gustan. De vez en cuando voy jubilando algunas, comprando otras nuevas. Siempre por necesidad. ¡Aunque de vez en cuando esté bien darse un capricho!

 

Prueba a reducir la cantidad de ropa que tienes y a ser más consciente de lo que compras. Por ti, por el planeta y por los trabajadores de esas fábricas en países en donde no tienen los derechos de los que nosotros gozamos por el tipo de consumo que hacemos en Occidente. ¡Te lo recomiendo!

Silvia Llorens - AorganiZarte

Escrito por Silvia Llorens

Escribir comentario

Comentarios: 6
  • #1

    Concha (martes, 07 junio 2016 16:28)

    ¡Que buen artículo y cuánta razón tienes!

  • #2

    AorganiZarte (martes, 07 junio 2016 18:47)

    ¡Gracias Concha! ¡Que gusto que estéis de acuerdo!

  • #3

    Izaskun (martes, 07 junio 2016 21:36)

    Amén!! :)

  • #4

    Marina Moltedo (sábado, 25 junio 2016 16:11)

    excelente! Comento poco pero is sigo a rajatabla. Sois geniales! Gracias.

  • #5

    Bárbara (domingo, 10 julio 2016 10:48)

    Hola! He entrado a éste Blog buscando organizarme de una vez! Creo que me vais a ayudar mucho y lo necesito como el comer! Sobretodo organizar mi tiempo para poder trabajar....tener todo organizado (con niños complicado) y a la vez cumplir con las tareas domésticas. No lo logro. Unas actividades solapan las otras! Por otro lado no sé qué hacer con mi ropa....yo no compro por comprar....compro lo que realmente me gusta....voy a las rebajas y pillo 3 cosas pues casi nada más me gusta o ya tengo. Realmente yo disfruto cambiando de ropa cada día...por mi trabajo voy a muchos Eventos y me gusta estar guapa y no repetir tanto las mismas Prendas. Por tanto me veo en la tesitura de que NO VOY A TIRAR MI ROPA. "De vez en cuando sí regalo cositas a mis hermanas". DISFRUTO CAMBIARME Y ESTAR GUAPA! Llevo el pelo cortito y destaco mi figura a través de las Prendas que la realzan. Accesorios los mínimos.
    En fin....que lo que sí debo es dejar de comprar y organizar a tope mis armarios.
    PODÉIS AYUDARME?

  • #6

    AorganiZarte (lunes, 11 julio 2016 08:12)

    Hola Bárbara. Podemos ayudarte, ¡claro que sí! Envíanos un correo a info@aorganizarte.com con tus datos de contacto y nos pondremos en contacto contigo directamente. Saludos.