QUE SEA CONVENIENTE

Para crear un nuevo hábito haz que sea lo más conveniente

Si quieres crear un hábito nuevo hazlo conveniente - AorganiZarte

Hay algo fundamental que influye a todo ser humano a la hora de crear un hábito. ¡Que sea conveniente! No habrá manera de conseguir que algo se convierta en tu hábito si no consigues que sea algo que se haga por conveniencia. Así de claro.

 

Haremos algo de forma habitual si me conviene. Y dejaré de hacerlo si es inconveniente. Si te tienes que tomar las vitaminas todas las mañanas y están guardadas en una caja dentro de un armario en el baño, te puedo asegurar que no te las tomarás a diario. Probablemente lo harás cuando abras el armario para coger otro producto, las veas y digas ¡Anda, ¿hace cuánto que no me tomo las vitaminas?! Sin embargo, si están en la cocina junto a la cafetera o junto a aquellos utensilios que utilizas a diario para ponerte el desayuno, lo recordarás siempre. Estarán “convenientemente” situadas para que las veas y te acuerdes en el momento exacto en que debes tomártelas.

Por tanto, podemos reforzar o debilitar nuestros hábitos si seguirlos es más o menos conveniente para nosotros. Si te suele dar mucha pereza ir al gimnasio por la mañana pero tienes la bolsa convenientemente preparada en la entrada desde la noche anterior será más probable que vayas. Te costará menos. Si quieres tomar más fruta, coloca un cesto a la vista en el centro de la mesa o en una zona de paso.

 

Por el mismo motivo si tienes malos hábitos y consigues que sea inconveniente hacerlos será mucho más sencillo evitarlos. Aquí te explicamos algunas fórmulas para que los malos hábitos sean realmente inconvenientes y podamos conseguir mejores hábitos en cualquier ámbito:

  • Haz que se requiera de mucha energía física para realizarlo. Sabes que la tentación es demasiado grande como para no entrar a comprarte un bollo en la pastelería delante de la cual  pasas cada tarde. ¡Quieres comerte un bollo pero tienes que ir hasta la pastelería que está a cuatro manzanas!
  • Lo que quieres evitar debes mantenerlo fuera de la vista y difícil de alcanzar. Guarda en altillos aquello que quieras evitar. Necesitarás coger una escalera para alcanzarlos. Eso ya nos puede dar pereza. ¡Por ejemplo, el mando de la Play,el móvil al llegar a casa, la bolsa de patatas fritas…. !
  • Evítalo momentáneamente con herramientas. Por ejemplo, aplicaciones que te impiden navegar por internet o las RRSS.
  • Haz otra cosa que sea incompatible con el mal hábito. Si te pirra picar entre horas sal de casa y realiza algún recado. Si no puedes salir de casa, comienza una actividad que requiera de mucha atención lejos de la cocina, por ejemplo, organiza un armario J
  • Aumenta el coste de ese hábito. Hay muchas personas que dejaron de fumar cuando los impuestos al tabaco se incrementaron de manera exponencial.
  • Evítalo definitivamente. Desinstala el Facebook en el teléfono. No compres tus patatas fritas favoritas. 

Algunos hábitos son más fáciles que otros establecerlos. Por eso, aquellos que más te cuestan, tienes que tener en cuenta que sea conveniente. Es increíble, pero para muchos de nosotros algo que es ligeramente inconveniente ya no lo hacemos. ¡Así de vagos somos!

 

¿Quieres conocer cual es la base para conseguir implantar buenos hábitos en tu vida diaria?

Escribir comentario

Comentarios: 0