· 

Cómo enseñar finanzas a tus hijos

Dar o no dar paga semanal. Esa es la cuestión.

“¡Mamá, hoy es domingo y hay paga!” me dice mi hijo esta mañana. Sabe muy bien que es el día de la semana en que les pagamos por su trabajo. Igual que yo sé que el último día de mes cobro mi nómina. Ya puedo organizar mis cuentas para ese mes, preparar el presupuesto y tener claro en que se me va a ir el dinero. Mis hijos también lo tienen claro. Cobran por su trabajo y ya pueden prever sus gastos y sus ahorros.

 

Este es un tema en que hay mucha controversia. Cuando lo comento con amigos o conocidos hay todo tipo de opiniones. Los hay que nunca les dan paga, pero les dan dinero cuando lo piden. Los hay que les pagan por las notas. Los hay que les dan paga de vez en cuando… Yo os contaré cual es mi sistema y qué hice para que mis hijos estén preparados el día de mañana para organizar bien sus finanzas y que conozcan cual es el valor del dinero y lo que cuesta ganarlo.

¿Debo darle una paga a mi hijo?

Los niños desde muy pequeños tienen que saber que el dinero no crece de los árboles. Que cuando Mamá o Papá compran algo ese dinero lo tienen porque han trabajado y se les ha pagado por su esfuerzo. Por lo tanto, si ellos quieren comprarse algo deberán trabajar para ello. Y te preguntarás ¿En qué va a trabajar mi hijo? Pues depende de su edad. Si tu hijo tiene 6 ó 7 años ya puede hacer tareas en casa, que requieren cierto esfuerzo y por lo que creo que se les debe recompensar. Así siempre relacionarán el esfuerzo con el pago de dinero. Pero hay tareas y tareas. Hay algunas tareas que yo entiendo que son una obligación, parte de su educación y porque pertenecen a una familia y que se deben hacer sin esperar nada a cambio. Son esas tareas que se hacen para ayudar a la familia como poner la mesa y recogerla, hacer su cama o recoger sus juguetes. Pero hay otras tareas que pueden hacer y que yo creo que se les debe pagar para que empiecen a entender que todo esfuerzo tiene su recompensa. Esto puede ser dependiendo de la edad, bajar la basura, recoger las hojas del jardín, ayudar a preparar la cena, limpiar el baño, pasar la aspiradora, limpiar la jaula del hámster, etc. Desde muy pequeños mis hijos han ido realizando este tipo de tareas y se les ha pagado por ello. Cuando no lo hacían no se pagaba. Y si hacían algo más extraordinario, tenían una paga extra.

Los niños deben tocar el dinero

Hoy día con la era digital, las domiciliaciones y el pago con tarjeta es raro pagar en efectivo y los niños cada vez ven menos el dinero en las transacciones que realizamos. Pero para aprender a manejar el dinero es fundamental tocarlo. Es necesario que lo reciban y es necesario que lo gasten, que las monedas y los billetes salgan de su mano, que lo palpen. Duele mucho más cuando pagas en efectivo que cuando pagas con tarjeta. Por eso es tan importante que los niños sean conscientes de lo que supone gastar. Les debe suponer un  esfuerzo.

¿Qué hacen los niños con la paga?

Muy sencillo, igual que sus padres: gastar, ahorrar y dar. Una parte lo destinan a sus gastos habituales que les pueda apetecer: un pequeño juguete, un helado, si están de viaje algo de recuerdo, … Otra parte lo ahorran para algo importante en el futuro y lo ingresan en su cuenta en el banco y otra parte creo que deben donarlo en acciones solidarias que, por ejemplo, se realizan en su colegio. Cuando hay una acción solidaria y les piden colaborar nosotros ponemos una parte y ellos ponen otra. Creo que se les debe inculcar desde muy pequeños que otras personas no tienen tanta suerte como ellos y que deben ser generosos con su dinero.

Enseñarles a gastar

Nosotros jamás les compramos nada excepto en su cumpleaños y Navidad. El resto del año, siempre que han querido algo saben que lo tienen que comprar ellos. Lo que sea. Podemos explicarles si nos parece bien o mal y por qué, pero la decisión es suya. Preferimos que comentan errores ahora que no tienen ninguna importancia a que los cometan de mayores cuando las consecuencias sean más graves. Y explicarles a posteriori cual fue el error y qué deberían hacer la próxima vez. Pero es bueno que gasten y conozcan la sensación de que el dinero se va y hasta que no vuelvas a trabajar no hay más.

Enseñarles a ahorrar

Desde los 8 años nuestros hijos tienen su cuenta en el banco. Van ellos con su libreta. Ellos se dirigen a la caja y entregan sus ahorros. El primer día fue un shock para ellos. No entendían que tuvieran que darle su dinero, que tanto esfuerzo les había supuesto, a un señor que no conocían de nada. Pero fue una gran lección. Ahí aproveché para explicarles lo que es un banco, lo que es el interés y a tranquilizarles porque su dinero seguiría allí cuando lo necesitaran. Ahora tienen 12 y 13 y literalmente van solos al banco cuando tienen ya una cantidad importante ahorrada que han ido metiendo en su hucha. La hucha es ideal que sea transparente para que vayan viendo cómo va aumentando el fruto de su esfuerzo. Luego irán viendo en su libreta cómo va aumentando el total y bajando cuando lo sacan para gastarlo en algo importante. Es tan visual y sienten tan de cerca lo que sucede con su dinero que es fundamental de cara a su futuro.

Hucha transparente para que los niños aprendan a ahorrar - AorganiZarte

Enseñarles a no endeudarse

Esta lección también es fundamental. Que desde pequeños sepan que las deudas son lo que hace que no exista el ahorro. Que si quieren algo hay que ahorrar lo suficiente para comprarlo y pagarlo en efectivo. Hay que tener el dinero para poderlo gastar. Nada de pedir prestado a Papá o a Mamá para comprarse algo. Si no lo tienes no lo puedes comprar. Algo que muchos adultos deberían haber aprendido y no vivir nunca por encima de sus posibilidades.

No pagamos por las notas

Nosotros no pagamos a nuestros hijos según sus notas. Creemos que estudiar es un derecho que todo niño tiene. No queremos que lo vean como una obligación por la que van a tener una recompensa económica. Si suspenden puede ser por múltiples motivos. A veces se han esforzado y no han aprobado. Y otras veces sin esfuerzo han sacado buenas notas porque tienen esa facilidad en una asignatura. ¿Qué haces en esos casos? Por eso creemos que pagar por las notas no es la manera de que aprendan el valor del dinero.

¿A qué edad empezar a pagar a mis hijos y cuánto?

En nuestro caso empezamos cuando tenían 6 ó 7 años. Creemos que cuanto antes mejor. Creímos que era una edad en la que ya podían entender ciertos conceptos, podían hacer tareas en casa más complicadas y siempre es mejor cuanto antes. Pero cada familia debe decidir cuál es el mejor momento para sus hijos. Igual que la cantidad a pagarles. Nosotros les hemos pagado siempre la mitad de su edad. Cuando tenían 6 años les pagamos 3 € a la semana. Ahora al de 12 años le damos 6 €.  Aparte si hacen algo extraordinario también se lo pagamos. Y les animamos a que “emprendan”. Son deliciosas sus limonadas que venden en la urbanización cuando llega el calor, o las tartas para los cumpleaños de los amigos. Caseras y mucho más baratas.

 

Y vosotros ¿Qué opináis? ¿Le dais paga a vuestros hijos? ¿Pensáis que es importante que se organicen bien con su dinero y aprendan a gastar y a ahorrar? Si no lo tienes claro y quieres que tus hijos aprendan a organizarse contacta conmigo y te ayudaré a que tus hijos crezcan conociendo el valor del trabajo y del dinero.

 

Si te sientes frustrado porque no consigues que tu hijo se organice. No sabes si les estás educando bien.

Si tus hijos se sienten estresados por sus malos resultados y no saben cómo hacer para organizarse y gestionar mejor su tiempo.

Si nadie enseña a tus hijos a manejar el dinero y a ti te da miedo que lo manejen por si no saben tomar decisiones correctas.

 

Si no te sientes capaz de hacerlo solo.

 

Soy madre y he pasado por lo que tu estás pasando. He tenido muchas dudas sobre si lo estaré haciendo bien con mis hijos. Sentía la frustración que tu sientes cuando les veía tan desorganizados. Pero quiero que sepas que tiene solución. Yo la encontré y he conseguido que mis hijos y los de otras familias se organicen, gestionen bien su tiempo y sean personas responsables.  

También te puede interesar  ...

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    Beatriz (domingo, 07 octubre 2018 22:13)

    Muy interesante! Me gustaría saber cómo hacéis el seguimiento de lo que hacen o si es que tienen unas tareas que tienen que hacer cada uno. Que pasa si alguno no hace algo? Les descontais una cantidad? �

  • #2

    María del Mar (lunes, 08 octubre 2018 20:10)

    Me resulta muy interesante el artículo.Yo no les he dado dinero a los niños hasta que han alcanzado cierta edad y comienzan a necesitarlo,ahora bien,si no han ayudado en casa y han ganduleado no se les da; pero este enfoque tuyo me gusta y lo veo lógico; así que como todavía tengo niños que criar,lo probaré; volveré a leerme el artículo.Gracias!

  • #3

    AorganiZarte (martes, 09 octubre 2018 06:57)

    Beatriz, en mi curso de Finanzas para niños tienes todas las respuestas para el seguimiento de las tareas y mucho más. ¡Si te interesa contacta conmigo!

AorganiZarte

El lugar donde aprender a poner orden en tu vida y gestionar bien tu tiempo