· 

Black Friday. Caer o no caer.

Cómo comprar en Black Friday sin sentirnos culpables

No caer en el Black Friday - AorganiZarte

Esta mañana muy temprano he recibido una llamada. Una llamada de auxilio. Una amiga preocupada por la avalancha y las tentaciones que el Black Friday trae. Tiene razón. Esta semana volvemos a sufrir las promociones y trucos para hacernos caer y comprar. El año pasado nos dimos de baja del Black Friday y con razón. Pero, a veces, debemos aprovecharnos de él. 

 

Eso es lo que vamos a hacer ahora. Vamos a ser más inteligentes que Mr. Black Friday y nos vamos a aprovechar de su existencia. Pero con cabeza y sabiendo quién es y cuáles son sus intenciones. No nos vamos a dejar atrapar por sus malas artes.

 

¡Vámonos al Black Friday!

Necesito comprar algunas cosas ¿Qué hago?

Mi amiga me preguntaba que no sabía qué hacer. Sabe de mi odio a las compras impulsivas, a los días concretos como el Black Friday en que hay que gastar porque sí y me dijo "Silvia, necesito comprarme ropa. Llevo mucho tiempo esperando el momento y necesito ciertas prendas para trabajar, o para salir porque he tirado mucha ropa que ya estaba vieja. Pero en mi afán de ahorrar no lo he repuesto y me encuentro con que en ocasiones no me siento cómoda con lo que llevo puesto. También necesito ya comprar cosas de abrigo para los niños porque crecen muy rápido y se nos echa el invierno encima. ¿Qué hago? ¿Aprovecho las rebajas el Black Friday y  salgo a comprar o me espero?"

Por supuesto. Compra lo que necesitas.

Mi respuesta fue clara. No hay duda. Si hay cosas que debes comprar porque es una necesidad debes comprarlo y, además, aprovechar cualquier oportunidad de descuento. Pero con cabeza, sabiendo exactamente lo que necesitas, y con un plan. Porque de lo contrario caerás en la trampa y saldrán ganando a costa de tu cartera y te acabarás sintiendo culpable. Vamos a organizarnos para comprar en el Black Friday sin arruinarnos y sin tirar de nuestros ahorros. Necesitamos una estrategia.

1. Planifica

Todos los años llega esta fecha. Igual que llegan las Navidades y los cumpleaños. No es ninguna sorpresa. Por lo tanto lo ideal es planificarlo con tiempo. Ya sabes que el mes anterior debes planificar los gastos del mes siguiente.

2. Mételo en tu presupuesto

Antes de poner un pie en la tienda o darle al botón de "Añadir al carrito" necesitas hacer un presupuesto. Y no me refiero a que designes una cantidad genérica así al tuntún, no. Un verdadero presupuesto con una lista de todo lo que necesitas comprar ya sea para cubrir necesidades o para aprovechar para los regalos de Navidad. Para Mamá su perfume favorito, 49 €. Para mi hermano unos auriculares  que le hace mucha ilusión y que cuestan 79 €. 

3. Busca, compara, compra

Una vez que tienes tu lista haz un sondeo. Vivimos en la era de internet donde a golpe de ratón puedes comparar precios de cualquier producto para conseguir la mejor oferta. Cuidado porque ya hemos visto tiendas que la semana pasada subieron los precios para hacer el descuento de Black Friday ¡TRAMPA!

4. No te precipites

No es solo Black Friday. También tenemos ya Ciber Monday, Giving Tuesday y así hasta la eternidad. Los comercios estiran los días de ofertas para hacerte caer en la tentación  de una manera u otra. Así que date un tiempo, mira bien cuanto dura la oferta y no te precipites comprando lo primero que veas porque piensas que se acaban los descuentos. 

5. Defiende tu presupuesto

Una vez que tengas claro el plan y las condiciones, no lo rompas. Mantente firme con tu presupuesto. No compres lo que no está en la lista, ni por si acaso, ni porque "¡Ay, se me olvidó!" Si no está en el presupuesto déjalo para otra vez que cuentes con ese dinero. Y si es absolutamente necesario tendrás que descartar otras cosas menos prioritarias para hacerle un hueco. Lo que no deberías hacer de ninguna manera es tirar de crédito. Te arrepentirás en cuanto lleguen las Navidades y se te fastidie el siguiente presupuesto de diciembre.

6. Cuenta con un acompañante

No con alguien que te anime a gastar ...  si no con alguien que, cómo tú, también quiera comprar de manera inteligente y que os podáis animar mutuamente a seguir el plan.  Practica la frase "¡Eso no está en el plan!" para los momentos de debilidad y podréis juntos manteneros a raya. 

Recuerda siempre que el objetivo de estas empresas es hacer dinero. Legítimamente. Pero que no sea a costa de tus ahorros y de tus planes de vivir con tus finanzas bajo control. Mañana, compra con cabeza, solo lo que necesitas y no te dejes llevar por la feroz publicidad.

También te puede interesar ...

Escribir comentario

Comentarios: 0

AorganiZarte

El lugar donde aprender a poner orden en tu vida y gestionar bien tu tiempo