· 

Superar la cuesta de febrero

Si en enero te has pasado con el gasto aprovecha febrero.

Cómo superar la cuesta de febrero - AorganiZarte

Aunque te suene extraño, la cuesta de febrero existe y puede ser peor que la de enero. ¡Como lo oyes! Creías que en enero te ibas a apretar el cinturón tras las fiestas. Que ibas a tener cuidado con el dinero en este mes, pero llega el 1 de febrero y estás casi peor que el 1 de enero. ¿Y esto por qué? ¿Qué ha pasado?

 

El ritmo de consumo de las Navidades es difícil bajarlo de golpe. Hemos pasado unas semanas de gastos por celebraciones, salidas, compras y no es fácil frenarlo de golpe, cuando, además, lo primero que anuncian tras los Reyes Magos son … ¡Las Rebajas! 

Claro, no contabas con las rebajas de enero que se alargan hasta febrero para que no te olvides. Esas ofertas súper atractivas, esos descuentos increíbles en ropa, zapatos … aunque no lo necesites. Pero has caído sin remedio y ahora en febrero llegan las consecuencias. Te pasan la tarjeta de crédito. Porque claro, como te estabas apretando el cinturón lo tenías que comprar con la tarjeta. 

Controla tus gastos para superar la cuesta de febrero - AorganiZarte

Además, como por arte de magia sube la luz, el gas, las suscripciones, el teléfono, la gasolina, la cesta de la compra, … todo sube en enero. Todos los años pasa, pero nos seguimos sorprendiendo. Además, todo sube menos tu nómina. 

Una recomendación. Revisa todos los gastos que has tenido en diciembre y enero. ¡Todos! Reflexiona si no hay cosas que podrías haber pasado sin ellas. Seguro que muchos de los gastos eran superfluos. Imagina si lo hubieras ahorrado.

 

Revisa todos los gastos que has tenido en diciembre y enero y reflexiona si hay gastos que hubieras podido evitar. 

No está todo perdido

Pero la buena noticia es que puedes hacer algo para solucionarlo. Haz que febrero sea tu mes de recuperación e incluso de ahorro. Ponte el reto este mes de gastar menos de lo que has ingresado. No es tan complicado. Te damos aquí algunas pistas:

 

1. Haz una lista de los recibos que van a venir y de lo que te van a cobrar en la tarjeta de crédito. Súmalo y mira lo que te queda disponible.

2. Réstalo de tus ingresos y pregúntate a ti mismo si crees que hay alguna cantidad que puedas retirar como ahorro. Envía esa cantidad a tu cuenta de ahorro.

3. Con el resto que te queda disponible hazte un presupuesto lo más estricto. Seguro que puedes pasar una temporada sin salir, y San Valentín puede ser una cena romántica en casa a la luz de las velas. No todo lo bueno tiene que ser caro.

4. Ten el presupuesto a la vista para que te acuerdes cada vez que te quieres saltar el plan. Recuerda que este es tu objetivo y tienes que defenderlo con uñas y dientes. 

5. Planifica los menús de todo el mes y haz la lista de la compra con alimentos de temporada y nada de caprichos. No hace falta cenar lubina este mes.

6. Controla la energía. Haz todo lo posible por reducir el consumo de energía. Es el mes más frío del año, lo se. Pero seguro que puedes reducir un grado la calefacción, apagar las luces que no utilices y darte duchas muy rápidas. ¡Nada de baños relajantes!

 

Mucho ánimo y mucha resistencia ante las tentaciones que van a ir apareciendo. Tu puedes con ello.  

5 pasos para utilizar de forma correcta las listas de tareas - AorganiZarte

Escribir comentario

Comentarios: 0