JUBILACIÓN

Organízate para cuando llegue tu Jubilación

Organízate para tu jubilación - AorganiZarte

Probablemente, como eres joven y te sientes más joven todavía, el tema de la jubilación es algo que te suena tan lejano que ni te lo hayas planteado. Te quedan tantos años que ¿para que te vas a preocupar ahora de eso …? Pero poco a poco se va acercando el momento y llega más rápido de lo que nos gustaría o conoces a alguien que está a puntito de hacerlo y le ha pillado con muchas tareas sin hacer o totalmente perdido. 


Es fundamental organizarse ya, cuanto más joven mejor, para que cuando llegue la Jubilación comience una de las etapas más bonitas y productivas de tu vida. No sólo en los aspectos financieros, que es importantísimo, pero también en el futuro estilo de vida que llevarás y que no debería ser tan diferente del que llevas antes de que llegue ese momento. ¡Piensa que la esperanza de vida actualmente es de unos 84 años y nos jubilamos a los 65-67! Te contamos algunas recomendaciones...

Planifica

Planifica tu Jubilación - AorganiZarte

¿Por qué planificar la Jubilación y por qué con tanto tiempo?

La planificación es lo que te ayudará a conseguir los objetivos financieros y de estilo de vida que has perseguido para el futuro. Te ayudará a tener el control de tu vida. Hazlo pronto, cuando estás sano, independiente y activo y puedes tomar tus propias decisiones. Y algunas personas se jubilan o prejubilan antes de lo previsto con lo que si tienes todo bien atado será mucho más sencillo.


El Plan de Pensiones

Aunque actualmente las personas al jubilarse reciben una pensión del estado, no estamos seguros que en el futuro vayamos todos a recibirla, o recibiremos menos. Cada vez hay menos gente trabajando para sostener una población que envejece a marchas forzadas. Por eso es importante tener algún sistema de ahorro que te permita en el futuro mantener un estilo de vida similar al que mantienes mientras trabajas para completar la pensión del estado: un buen plan de pensiones privado.


Una opción es tener un Plan de Pensiones privado. Si nunca te lo has planteado, ¡ERROR! ¡Ahora es el momento! Cuanto antes mejor, porque te permitirá ahorrar con menor esfuerzo y llegar a la jubilación con mucho más capital que si dejas pasar los años. Pero que no te engañen con la zanahoria de la desgravación fiscal. Es cierto que anualmente te podrás desgravar del IRPF las aportaciones que hagas. Pero en el futuro acabarás pagándolas de nuevo. Cuando empieces a cobrar esa pensión. No lo olvides. Pero que esto no sea un obstáculo para no tenerlo. Simplemente tenlo en cuenta para que no haya sorpresas en el futuro.


Cuanto más joven seas con más capital llegarás a la jubilación y podrás elegir productos que sean de más rentabilidad. Si tienes 30 años lo ideal es un Plan de pensiones que invierta en más Renta Variable y menos Renta Fija. Si pasas de los 50 probablemente te interesa que tu Plan de Pensiones invierta más en Fija que en Variable porque es más segura y te queda menos tiempo para jubilarte y recuperarte de posibles vaivenes de los mercados.


Si todavía no tienes un Plan de Pensiones consulta ya con tu banco o tu asesor financiero. Póntelo ya en tu Lista de Tareas y empieza a aportar  a tu Plan. Un poquito cada mes (es más sencillo) o una cantidad al año.

 

Póntelo ya en tu Lista de Tareas y empieza a aportar  a tu Plan. Un poquito cada mes (es más sencillo) o una cantidad al año.

Tu casa

Cuando te jubiles aprovecha para vivir en un lugar más pequeño - AorganiZarte

Generalmente cuando llega la jubilación y los hijos ya han “volado”, en casa sobrará mucho espacio. Si tu casa es grande lo mejor será reducir (Downsizing como dicen los ingleses), mudarse a una casa más pequeña. Esto tiene muchísimas ventajas:

  • Económicas, porque te puede reportar un dinero extra para tu jubilación;
  • De trabajo, porque al tener menos espacio hay menos que ordenar y que limpiar;
  • De espacio, porque una casa muy grande cuando sois pocos te hace sentir más solo.

Así que, si cuando llegue tu jubilación piensas en mudarte a un lugar más pequeño, lo ideal es que ese momento sea lo más sencillo posible y no tengas que tomar demasiadas decisiones sobre muchos objetos que no podrán ir contigo porque no tendrán sitio.  Y no me quiero poner pesimista. Pero todos nos vamos a ir algún día y no queremos dejar a los nuestros un reguero de cosas inútiles y decisiones que  no tomamos cuando era el momento.

Tanto tiempo libre

Organízate en tu jubilación y aprende nuevas habilidades - AorganiZarte

No todo el mundo se toma la jubilación de la misma manera. Si no tienes pensado qué vas a hacer con tu vida y con tu tiempo puedes caer en un periodo de inactividad o de depresión del que no es fácil salir. Sin embargo, si sabes exactamente a qué te vas a dedicar comenzará un periodo del disfrutarás al máximo. Además, es fundamental mantener la mente muy activa para mantener una buena salud y bienestar. Así que piensa “a qué dedicarás el tiempo libre”:

  • Hacer un viaje en cuanto te jubiles. Con tu pareja, con amigos, con tus hijos, con quien sea pero que sea como una celebración de todos los años que has estado en activo. Planifícalo con tiempo.
  • Dedicarte a esos hobbies a los que antes no podías dedicarte.
  • Poner a trabajar esas cualidades que siempre has tenido pero que en tu trabajo no eran necesarias o tenidas en cuenta. A lo mejor incluso te pueden reportar unos ingresos extra. ¿Quién dice que la jubilación significa dejar completamente de trabajar? ¡Emprender tras la jubilación!
  • Ayudar a otros miembros de la familia. Cuantas personas al jubilarse echan una mano con los nietos, lo que les reporta enormes satisfacciones (¡aunque no a todos les reporta tanto, claro!)
  • Cuidar de alguien que nos necesita. Muchas personas al jubilarse pueden cuidar de alguien cercano (madre, padre u otro familiar con una discapacidad) y esto es importantísimo planificarlo porque es agotador y necesitarás tiempo extra para ti. Deberás pensar en poder delegar en ciertos períodos.
  • Aprender nuevas habilidades. Puede ser el momento de ir a clase para aprender eso que siempre has querido (¡por fin podré hacer el curso de fotografía y video digital! O ¡Me apuntaré a clases de cocina india!)
  • Hacerte voluntario. Siempre estamos con la excusa de que no tenemos tiempo para hacer algo por los demás. Cuando llega la jubilación ya no tenemos excusa. Echar una mano a una organización con personas excluidas o para proteger el medio ambiente puede convertirse en una actividad que te aporte muchísimo y dé otro sentido a tu vida.
  • Incrementar tu vida social. No te encierres cuando te jubiles. ¡Sal a correr el tacón! Queda con los amigos y amigas, vete a eventos, exposiciones, museos o al teatro. 

Salud

Organízate en tu jubilación y haz ejercicio - AorganiZarte

Quién dice que a la edad en que te jubilas ya no estás tan activo. Al contrario. Ya no existen los sexagenarios. Empieza la “sexalescencia”. Una etapa de la vida en que aún no está entre nuestros planes el envejecer. Así que organízate porque, aun así, cuanto más te cuides más larga será esa “sexalescencia”. Tú salud será tu principal activo en esta etapa de tu vida.

  1. Buena nutrición. Si siempre te has organizado para comer bien y durante tu vida anterior será muy fácil mantener esas rutinas. Y que seáis pocos en casa o estés tú sólo no es excusa para comer mal. Además, es más barato comer sano y productos frescos que comer por ahí cosas preparadas. 
  2. Buena salud física. Igual que te animábamos a organizarte para hacer ejercicio antes, en tu jubilación tienes que seguir cultivando esa rutina. Y ahora tienes más tiempo que antes. No dejes de hacer ejercicio. Imponte una rutina diaria (andar, nadar, ir al gimnasio …) y júntate con otros que cómo tú también se hayan jubilado para hacerlo todos los días. 
  3. Buena salud mental. Estar mentalmente activo también es fundamental para tu bienestar tras la jubilación. Actividades como crucigramas, aprender un idioma, leer, aprender una nueva habilidad y tener una vida familiar y social activa estimularán tu mente. Organízate para realizar alguna actividad de este tipo y mantener tus contactos. 
  4. Revisiones médicas. Lo mejor es llegar lo más sano posible a la jubilación para poder disfrutar de ella. Por eso es tan importante haber llevado a cabo todas tus revisiones con regularidad. Mantén esos hábitos a partir de la jubilación. Ten siempre tu calendario a mano con las citas médicas al día, la documentación bien archivada con todos los papeles en orden y los medicamentos que tomes bien organizados para no saltarte ninguno. 

No dejes pasar el tiempo pensando que falta mucho. Hay muchas cosas que puedes ir adelantando por muy joven que seas. Organízate para que cuando llegue tu jubilación te pille listo para disfrutarla.


Y si quieres conocer trucos para ahorrar en tu jubilación  léelo aquí.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Liliana (martes, 01 marzo 2016 16:50)

    Estoy de acuerdo que la jubilación se ha de preparar a lo largo de la vida profesional, pues es un tiempo de mucho cambio que no se improvisa. Son muchos los aspectos que hay que tomar en cuenta en esta preparación. Precisamente acaba de salir un libro que aborda este tema de manera accesible y sencilla: Pedagogía para el retiro: cómo prepararte para la jubilación, de editorial Limusa. Saludos!